Category Archives: Chretien de Troyes

Divisio Operis et Paratexte dans la tradition manuscrite du roman médiévale

Advertisements

La Ecología de la novela

Here’s the breakdown, presentation and bibliography of the Curso de Posgrado on  «La Ecología de la novela» I gave at Facultad de Filosofia y Umanidades of Universidad National de Cordoba (Argentina) on 1-4 setiembre 2008.

——————————————————-

Unidad 1
Percepción, emoción y acción en las artes, la música y la literatura

La música sinfónica o el jazz tienen mucha dificultad para permitir a los oyentes distinguir la experiencia perceptiva de las emociones que sienten y de las acciones que eventualmente imaginan mientras están sumergidos en el flujo de la melodía sax. En general, la música es un conjunto intrincado que une, mezcla y fusiona eventos perceptivos, emociones y acciones a las cuales se refieren las modulaciones armónicas.
El arte abstracto básicamente codifica referencias en actos de pintura que hacen imposible desentrañar eventos perceptivos, emociones y acciones, distinguiéndolos unos de otros. Action painting es muy probablemente un caso típico porque tiene como objetivo unir en un nudo la percepción de los colores y de las formas, de las emociones inspiradas y de los gestos reflejados que se realizan a través de la obra de arte.
El arte figurativo disminuye con fuerza la cantidad de referencias potenciales inspiradas por la experiencia estética, especialmente cuando se representan sujetos históricos o mitológicos. De todos modos, la identidad de los personajes representados así como la de los paisajes pintados continúan siendo un verdadero acertijo. La experiencia estética se basa fuertemente sobre la compensación analógica y ésta a su vez se basa en experiencias individuales de sujetos similares y/o de los textos que se tratan.
La referencia poética a eventos perceptivos, emociones y acciones puede construir conceptos muy eficaces y consistentes. De todos modos, las fronteras y el “amoblamiento” del “nicho ecológico” definidos por el poema son por lo general procesados por el lector y por el oyente según su propia comprensión del concepto. El formato literario de la novela emerge como un modelo global porque facilita una comprensión veloz de los eventos descriptos. Por cierto, los nichos ecológicos se transforman analíticamente en novelas gracias a las características específicas de interdependencia de las descripciones de eventos perceptivos, emociones y acciones.

——————————————————-

Unidad 2
La ecología de la novela

Los estudios teóricos más importantes han abordado siempre el tema crucial de la mímesis enfocando la relación entre literatura y realidad, sosteniendo que las novelas imitan la realidad a través del lenguaje, traducen hechos y eventos a través de actos semióticos o establecen mundos ficticios coherentes al cruzar el mundo actual o “real”. Nuestra hipótesis propone un punto de vista diferente al introducir una teoría “ecológica” de la referencia narrativa. Según la teoría de las posibilidades de Gibson y los recientes descubrimientos en el campo de las neurociencias, en particular del mirror neuron, historias y novelas en particular, pueden comprenderse sobre la base de un conocimiento individual conectado con la acción. Ejemplos derivados de la tradición europea de las novelas de tipo medieval o pre modernas servirán para poner en marcha una discusión que muestre cómo las novelas, textualmente, codifican las acciones y cómo los eventos narrativos referidos a experiencias sensoriales y a respuestas como emociones, sentimientos, pensamientos, deducciones o decisiones, dependen de respuestas conectadas con la acción. Finalmente, se tomará en consideración una nueva idea de la novela como “nicho ecológico” y se esbozará una teoría “ecológica” de la referencia narrativa para una mejor investigación filológica de las novelas en el ámbito general de las literaturas comparadas.

——————————————————-

Unidad 3

Las novelas como “nichos ecológicos”

Introduciendo la Teoría de las posibilidades como la piedra fundamental de su enfoque ecológico a la percepción visual, Gibson (1979) describió el concepto de “nicho” como un conjunto de posibilidades que un animal puede manejar de manera eficaz. En su redefinición de las posibilidades como relaciones entre características del ambiente y habilidades de ciertos organismos, Chemero (2003), de acuerdo con su enfoque “situacional”, redefinió el concepto de nicho como un conjunto de situaciones y capacidades (affordances) en el cual pueden ejercerse una o más habilidades de un animal. La definición de Chemero se adapta de manera estupenda a la novela como sistema narrativo, en tanto se considere al animal como el protagonista y su historia se entiende básicamente como  el conjunto de situaciones en el cual pueden ejercitarse una o más de sus habilidades.
Chretien de Troyes’, en Chevalier au Lyon, presenta un conjunto de situaciones con verdaderas merveilles et avantures, características significativas que ofrece el ambiente al caballero. Cervantes simplemente ofrece a su Don Quijote molinos de viento en lugar de verdaderos gigantes y provee habilidades especiales y necesidades a su héroe al mismo tiempo que define su ambientación ecológica. Musil coloca su Mann ohne Eigenschaften en una suerte de ambiente claustrofóbico donde se ofrecen encuentros y reuniones como oportunidades para una infinita inacción. James Joyce pone a su everyman ante los desafíos cotidianos insignificantes que le ofrece el ambiente urbano.La extensión del nicho puede ser definida básicamente como el conjunto de los modelos de actividad que los personajes, por lo general los protagonistas, ejecutan a lo largo de la historia. En efecto, un nicho narrativo, como el ecológico, puede definirse como el conjunto de situaciones en el cual pueden ejercerse una o más habilidades de los personajes. Esto sin embargo no puede ser el nicho ideal en el cual el personaje fácilmente triunfa luego de superar obstáculos, cumplir requisitos, ejecutar tareas, completar misiones hasta alcanzar la meta. La lucha y el fracaso son parte del proceso de la supervivencia en ambos ecosistemas, el natural y el narrativo. En consecuencia, la intensidad dramática de la novela puede ser considerada básicamente como la extensión del desajuste entre las habilidades del personaje y las características del ambiente.

——————————————————-

Unidad 4

Literatura en movimiento y arte narrativo en la era de los locative media y de la red social cibernética

La Filología y la crítica se dirigen generalmente a obras literarias que han sido escritas y publicadas o a sistemas literarios en tanto géneros. Es decir, los estudios literarios por lo general se focalizan en el pasado o el presente del arte pero rara vez ofrecen predicciones o prefiguran formas que jugarán un rol en el desarrollo futuro de los paisajes culturales. Como excepción con respecto a la norma, nuestra contribución tiene como meta predecir un desarrollo posible en la narración sobre la base de los locative media. Se investigarán en particular potenciales aplicaciones literarias basadas en Global Positioning System (GPS, Sistema de posicionamiento global), Geographic Information System (GIS, Sistema de información geográfica) o modelos similares de geocodificación. Es probable que dentro de pocos años artistas y comunidades de narradores podrán escribir o registrar historias para ser transmitidas por locative media; de la misma manera procederán las páginas web, con contenidos transmitidos por medias basados en lugares o GPS o GIS o sistemas inalámbricos. Narraciones en forma de historias podcastadas invadirán las computadoras portátiles y los teléfonos móviles y proveerán a los lectores y oyentes de referencias pertinentes o de interferencias analógicas destinadas a enriquecer los ambientes naturales. Las presencias potenciadas por el juego de correspondencias de las referencias narrativas invadirán como plaga los ambientes urbanos y rurales, aumentando las experiencias sensoriales de los paisajes percibidos. ¿Qué formatos pueden ser previstos como los nuevos formatos estandarizados cuando se llegue a la implementación de un arte narrativo compartido socialmente con marcadores virtuales? ¿Reformularán estos nuevos estándares narrativos las relaciones entre sujetos y ambiente? Finalmente, mientras se provee un nivel operativo permanente de interacción entre los contenidos narrativos y los ambientes naturales, cabe preguntarse si las historias geocodificadas podrán jugar un rol crucial en el sistema literario.

——————————————————-

Unidad 5

La larga cola de los estantes digitales

Lejos de haber sido amenazados, o incluso asesinados, por la cultura web y por los nuevos medios, la literatura ha jugado hasta ahora un papel esencial en el desarrollo de servicios comerciales revolucionarios basados en la web tales como Amazon, que fueron creados con el fin de vender libros on line. Además, la literatura encontró mucho espacio en comunidades de segunda generación, basadas en la web, y hospedó servicios como páginas de networking social, wikis, blogs y folksoonomies, cuya meta es facilitar la interacción, la creatividad, la participación y la colaboración. En algunos casos, la literatura incluso representa el interés principal que algunas comunidades muy numerosas basadas en la web comparten a través de servicios sociales cibernéticos como aNobii, que polarizan lectores del lejano Oriente, y de Europa sud occidental, y LibraryThing o Goodreads, que por lo general atraen lectores de América, Canadá, Gran Bretaña e India. Este tipo de sistemas hacen posible que los lectores puedan colocar sobre plataformas digitales los catálogos de libros que poseen e interactúen con otros lectores según sus intereses literarios. Aparentemente, están emergiendo nuevos senderos para la investigacion literaria, considerando que muchas bibliotecas individuales y privadas continúan ofreciéndose a través de internet. En particular, un análisis comparado de estadísticas vinculadas con aNobi y con LybraryThing’s evidencia una nueva apreciación de la Literatura Mundial como un sistema emergente de cánones digitales de gran importancia sostenido por un público que se identifica como lectores entusiastas.

——————————————————-

Bibliografía

Chemero, A. 2003
An Outline of a Theory of Affordances, in «Ecological Psychology» 15: 181-195.

Feldman J. – Narayanan S. 2004
Embodied meaning in a neural theory of language, in «Brain and Language» 89: 385-92.

Aziz-Zadeh, L. – Damasio, A. 2008
Embodied semantics for actions: Findings from functional brain imaging, in «Journal of Physiology» 102 (1-3): 35-39.

Moretti, F. 2000
Conjectures on World Literature, in «New Left Review» n.s. 1 (Jan.-Feb. 2000), pp. 54-68.

C. Anderson, The Long Tail, in «Wired» 12, 10 (Oct. 2004)

For further reference please check: The Ecology of the Novel. A Book in Progress by Anatole Pierre Fuksas.

Novels as Ecological Niches

Introducing the Theory of Affordances as a crucial milestone of his ecological approach to visual perception, Gibson (1979) described the concept of niche as a set of affordances an animal can cope with effectively. While redefining affordances as relations between environmental features and abilities of given organisms, according to his “situational” approach Chemero (2003) redefined the concept of niche as the set of situations in which one or more abilities of an animal can be exercised. Chemero’s definition amazingly fits the novel as a narrative system, as far as the animal is intended as the protagonist and his story is basically understood as the set of situations in which one or more of his abilities can be exercised.

Chretien de Troyes’ Chevalier au Lyon draws a set of situations entailing proper merveilles and avantures, meaningful features the environment affords to the knight. Cervantes simply feeds Don Quijote windmills instead of proper giants, exerting special abilities and needs of his hero while defining his ecological surroundings. Musil sticks his Mann ohne Eigenschaften into sort of a claustrophobic environment mostly providing commissions and meetings as opportunities for endless discussion and inaction. James Joyce follows his everyman through highly underrated challenges a very common urban environment provides him with.

The extent of the niche may be basically defined as the array of activity patterns characters, typically protagonists, perform throughout the story. Indeed, a narrative niche, as an ecological one, can be defined as the sets of situations in which one or more abilities of characters can be exercised, not as the ideal one in which the character easily succeed in overcoming stakes, fulfilling requirements, performing tasks, accomplishing missions, attaining goals. Struggling and failing are part of the process of surviving in both natural and a narrative challenging ecosystems. Accordingly, dramatic intensity of a novel may be basically addressed as the extent of the mismatch between character’s abilities and environmental features.

————————————-

Bibliography

Chemero, A. 2003
An Outline of a Theory of Affordances, in «Ecological Psychology» 15: 181-195.

Gibson, J. J. 1986 (o. v. 1979)
The Ecological Approach to Visual Perception, Hillsdale (NJ), Erlbaum.